Aromas Kosher

Debido a la demanda creciente de productos Kosher por parte de los consumidores, los fabricantes buscan esta certificación para tener ventaja en la comercialización de sus productos a otra base de consumidores.

El Cashrut o Kosher representa la parte de los preceptos de la religión que trata de lo que los practicantes pueden y no pueden ingerir.

 

Los principios fundamentales del Kosher se establecen en  los libros de la Tanach. Los Rabinos han insistido siempre en su papel esencial en la preservación de la vida judía. Dándole especial importancia al tratamiento de los alimentos. Así como una dieta saludable es buena para el cuerpo, el pueblo Judío mantiene el Kosher porque es bueno para el alma. Algunos alimentos como la sangre  o la carne porcina no son  Kosher y entre los que están permitidos, existen restricciones según su origen, tratamiento o época del año en la que se consumen.

 

La idea del Kosher, por lo tanto implica a toda la cadena de producción

Los alimentos que no son ni carne ni lácteos se llaman pareve. Esto significa que no contienen carne o derivados lácteos, y no han sido cocidos o mezclados con la carne o productos lácteos. Los huevos, pescado, frutas, verduras, cereales y zumos en su estado natural y sin transformar, son ejemplos comunes de alimentos pareve. 

La etiqueta Kosher que reciben ciertos productos alimenticios indica que dichos productos respetan los preceptos de la religión judía, y que por tanto se consideran puros y aptos para ser ingeridos por los practicantes de dicha religión.

AROMAS A LA CARTA

RAVETLLAT AROMATICS, S.L. les propone una gama de aromas con certificación Kosher por el London Din Kashrut Divison (KLBD), una de las principales autoridades del mundo para la ley judía y en particular para la vida social y comunitaria judía en el Reino Unido.

Todos los aromas con certificados Kosher irán identificados con el logotipo KLBD Kosher