El té aromatizado es un té cuyo sabor ha sido modificado por adición de aromas. Todos los tes (blancos, verdes, amarillos, negros o post-fermentados) pueden ser aromatizados. Las hojas de té son muy permeables a los sabores y olores.

La aromatización del té no es sencilla. Los aromas líquidos pueden ser pulverizados directamente sobre las hojas de té, pero esta técnica puede provocar una oxidación, sobre todo para los aromas cítricos, o una pérdida de las características organolépticas por evaporación, como es el caso de los aromas frutales.

El té Earl Grey, con su base dominante de bergamota, es el que da los mejores resultados en un proceso de pulverización. El aceite esencial de bergamota contiene pocos terpenos oxidables, y los componentes mayoritarios, linalol y acetato de linalilo, son relativamente volátiles.

También se pueden utilizar aromas en polvo para una mezcla más cómoda y homogénea con las hojas de té.

Además de su aromatización, es posible enriquecer el té con pétalos, trozos de frutas secas o especias.

APLICACIONES

Tés
Infusiones

AROMAS A LA CARTA

Disponemos de una amplia gama de aromas que nuestro departamento creativo junto a I+D+i, desarrolla según las tendencias del mercado.

Destacaremos una selección de aromas, que por su originalidad o alto rendimiento consideramos de un interés especial para la aromatización del té o de las infusiones.

DOCUMENTOS RELACIONADOS
Té - Flavours Performance Evaluation
(PDF, 177,00 Kb)